Tras el diagnóstico de la EM

En el momento en que nos diagnostican Esclerosis Múltiple el mundo se nos cae encima, algunos no habíamos oído hablar nunca de esta enfermedad y las noticias que nos da el neurólogo no suelen ser nada favorables ya que siempre te hablan de tantos por ciento y nunca vas a saber como será la evolución de la enfermedad en ti.img_0384

Todos pasamos por varias fases, las preguntas de ¿por qué a mí? ¿como evolucionara? ¿podre ser independiente? así como muchas otras son inevitables; después llega la fase de aceptación que en cada uno puede ser totalmente distinta, hay muchas personas que entran en una gran depresión y otras que se aferran a distintos motivos para intentar luchar contra el avance de la enfermedad.
Con la Esclerosis no hay dos pacientes iguales, puedes tener un brote inicial muy fuerte y después pasar mucho tiempo sin tener ningún otro brote. También puede que ocurra lo contrario; podemos decir que esto es una lotería nunca sabes lo que te va a tocar.
Tanto si te han diagnosticado hace poco tiempo, como si ya llevas años lo más importante es disfrutar del día a día y continuar haciendo las actividades que nos gustan dentro de las posibilidades de cada persona. A mí me encanta viajar y lo sigo haciendo, por supuesto no me planteo patearme una ciudad en un día, si creo que necesito tres días y descansar después de comer planeo el viaje con relación a mis necesidades, tampoco realizo un viaje tipo mochilero, aunque aquí también influye mucho la edad, ya me he vuelto más cómoda y no cambio una cama cómoda en un hotel por un bungaló, tienda de campaña. También sigo nadando aunque ya las aletas están guardadas en un rincón cogiendo polvo, pero no pierdo la esperanza de poder nadar algún día con ellas, hay días que aguanto cuarenta minutos y otros que a los veinte tengo que abandonar la piscina.
img_0385En el camino seguro que todos perdemos a personas que considerábamos amigos, porque les resulta incomodo ir a tu paso cuando caminas más despacio o simplemente porque no sigues su ritmo en cuanto a salidas; vas notando poco a poco que personas que antes veías cada poco tiempo las ves muy de tarde en tarde, siempre hay algunos que no se sienten a gusto si necesitas alguna ayuda técnica para caminar, aunque lo más duro es escuchar de alguien “estoy hasta los cojones de andar despacio” como me ocurrió a mí, en ese momento tienes ganas de decirle a esa persona lo que piensas de el y de su prepotencia, aunque lo más aconsejable es tener la menor relación posible e incluirle en la lista de las personas toxicas que por desgracia a lo largo de los años aumenta en número.
Con esta enfermedad al igual que he ido dejando por el camino a los que yo llamo “amistades toxicas”, me ha permitido conocer a gente maravillosa con ganas de luchar y que a pesar de las muchas dificultades con las que se encuentran a diario, siguen siempre con una sonrisa y dando ánimos al resto.
Lo importante es que no caigamos en una depresión, todos vamos a tener momentos de crispación y rabia, también días en los que nos apetece llorar por una u otra razón, hay momentos en que es aconsejable, te quedas genial. Pero aférrate a algo importante en tu vida y sigue adelante esto no nos puede vencer, somos más fuertes que la Esclerosis y sobre todo aléjate de las personas toxicas que no te ayudan en nada si no al contrario te hacen sentir que eres un estorbo en su entorno.

Ángeles Glez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s