Depresión y esclerosis múltiple

La depresión es un trastorno que nos afecta a todos los aquejados de esclerosis múltiple a lo largo de la evolución de la enfermedad. Pero hay una buena noticia. A diferencia del resto de los otros síntomas se puede curar.

IMG_0394.JPG
¿Es la depresión un trastorno de comportamiento y de estado de ánimo o una manifestación clínica de nuestra enfermedad?

Además de todos los síntomas físicos y de las alteraciones cognitivas que sufrimos los pacientes de esclerosis múltiple, la depresión es uno de los
trastornos de nuestra capacidad humana de experimentar emociones y afectos que con más frecuencia nos afecta.
Aproximadamente un 75% de nosotros la padecemos, en algún momento de la enfermedad. El índice de suicidio es ligeramente superior al de la población en general.

¿Qué es la depresión?

Es un trastorno o enfermedad mental, caracterizado por un bajo estado de ánimo y sentimientos de tristeza asociados a alteraciones del comportamiento, del grado de actividad y del pensamiento.
Puede durar semanas o meses y en la mayoria de los casos repercute en el ámbito familiar y laboral.
Un episodio depresivo mayor implica tener al menos durante dos semanas, cinco de los siguientes síntomas: tristeza, irritabilidad, pérdida de interés en las cosas que nos agradaban antes, alteraciones del sueño (insomnio o somnolencia excesiva), fatiga, sentimiento de culpa, pérdida o aumento del apetito, pérdida o ganancia de peso, enlentecimiento o agitación psicomotora, problemas para concentrarse e ideas persistentes y recurrentes de muerte y suicidio.

IMG_0395.JPGDepresión y esclerosis múltiple.

Cuando las alteraciones en el estado de ánimo son una reacción al diagnóstico de la enfermedad no podemos hablar propiamente de depresión sino de una reacción de duelo, al experimentar un gran cambio en nuestra vida, que cada individuo percibirá de una forma diferente, será de duración variable y resolveremos cada uno de una forma personal. Este “trastorno adaptativo” será siempre más fácil de sobrellevar si contamos con la ayuda de un profesional y con la ayuda de los fármacos que actualmente producen muy pocos efectos secundarios.

La depresión además puede empeorar sensiblemente nuestra convivencia con la enfermedad. Mantener un buen estado de ánimo para nosotros es imprescindible.
Las personas con enfermedades neurólogicas tienen más riesgo de padecer depresión.

Causas de la depresión en la esclerosis múltiple:

-El paciente se enfrenta a una enfermedad crónica que va a alterar toda su vida comprometiendo incluso su independencia y capacidad.
-El diagnóstico suele afectar casi siempre a personas jóvenes que estan empezando a construir
su proyecto de vida.
-La incertidumbre sobre los brotes y la evolución de la enfermedad genera mucha ansiedad y emociones negativas.
-A menudo nos sentimos solos e incomprendidos. La sociedad no acaba de entender lo que implica esta enfermedad con todos sus matices y manifestaciones.

“La prevalencia de la depresión en la esclerosis múltiple es similar a la de otras enfermedades que cursan alteraciones del sistema inmunológico. Algunas hipótesis apuntan a la relación de la depresión con el sistema inmunológico.

Las lesiones en la mielina, la vaina que cubre el cuerpo de las neuronas, guardan cierta relación con los síntomas depresivos.

Los interferones pueden tener alguna relación con la sintomatología depresiva. Se está investigando sobre ello.”

Los síntomas más frecuentes de la depresión en la esclerosis múltiple son la
ira, tristeza, desánimo, preocupación, llanto, pérdida de interés por el aspecto físico e irritabilidad. Muchas veces estos síntomas de la depresión se confunden con las manifestaciones clínicas habituales de la esclerosis múltiple y por tanto es díficil diferenciar el orígen real. Por ejemplo la fátiga y la pérdida de la libido son reacciones que pueden derivar de ambas causas.
La esclerosis provoca daños neurólogicos en el cerebro. En función de la zona lesionada aparecen comportamientos fácilmente atribuibles a un estado de ánimo depresivo.

IMG_0396.JPG

Algunas estrategias que nos recomiendan los psicólogos;

-Meditación y relajación.
-Practicar deporte.
-Dedicar tiempo a las cosas que nos gustan e identificar también lo que nos produce estrés.
-Salir con amigos.
-Pasar tiempo con la familia,
además de la propia terapia en combinación con los psicofármarcos….

Los antidepresivos alteran las funciones químicas del cerebro que median en la transmisión de información entre las neuronas, aumentando la cantidad de neurotransmisores disponibles modificando así el “mal” funcionamiento del cerebro. Parece fácil entonces controlar la depresión…Es una alteración específica de un neurotransmisor llamado serotonina.

Algunos de ellos pueden servir también para tratar síntomas propios de la enfermedad: fátiga, dolor neuropático, trastornos del sueño y ansiedad. Normalmente tardan en hacer efecto unas cuatro semanas.

A diferencia de otros síntomas en la esclerosis múltiple la depresión se puede curar y no es un trastorno permanente.
Es importante que seamos conscientes del problema y que recibamos ayuda/interactuemos de/con nuestra familia y pareja.

Como conclusión de todo esto, me gustaría terminar con una breve reflexión; una cosa es la reacción depresiva ante la esclerosis múltiple y otra cosa es la propia enfermedad con sus características degenerativas e inflamatorias que puede producir síntomas depresivos

Carmen López

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s