Mitos y leyendas sobre la incapacidad laboral

img_0514“Nunca lo consigues hasta que no vas a juicio”.
“Sin un informe de psiquiatría no hay nada que hacer”.
“La primera vez que la pides siempre te la deniegan”.
“Hasta que no lleves 10 años con el diagnóstico, no la puedes pedir”.
“Un compañero está mucho mejor que yo y se la dieron”.
“Ahora lo deniegan siempre porque no hay dinero para las pensiones”.
“Necesitas a un abogado, si no, nunca lo conseguirás”.

Estas afirmaciones y otras muchas las escucho y/o leo habitualmente entre los pacientes de EM. Algunas veces, las más, me lo dicen a mí directamente. Otras veces, las menos, las escucho poniendo la oreja en los corrillos que en ocasiones se forman en los pasillos de la FEMM (sí, lo confieso, a veces escucho sin ser vista o, al menos, sin ser tenida en cuenta). Cuando la afirmación me llega a mí directamente, intento desmontarla en base a mi experiencia profesional. Pero claro, esa afirmación que intento desmontar suele basarse en experiencias personales de otra persona. En el mejor de los casos es una persona con EM que ha pasado por ello. En el peor de los casos le pasó al primo del vecino de mi madre… y la afirmación ha pasado por tantas bocas que está totalmente desvirtuada. Y tanto en los mejores como en los peores casos es muy difícil de desmontar.

Me he animado a escribir sobre este tema justo hoy porque a primera hora del día me ha llamado Alfredo (nombre ficticio), un paciente angustiado. Está a punto de iniciar un proceso de valoración de incapacidad laboral, pues su trabajo habitual requiere gran esfuerzo físico y actualmente no puede desempeñarlo. El sábado comentó el asunto con un grupo de amigos. Entre este grupo de amigos se encontraban varias personas ilustradas en la materia, con doctorados en Cómo conseguir la incapacidad permanente. Estas personas ilustradas le dijeron que si no presenta un informe de psiquiatría, no le van a reconocer la incapacidad permanente, que está perdiendo el tiempo. Alfredo, alertado y angustiado por esta afirmación y tras dos noches sin dormir, llama a su trabajadora social de (des)confianza, es decir, a mí. Escucho atenta y paciente mientras me acuerdo de las familias de los Doctores en incapacidad laboral. Al terminar le pregunto; “Alfredo, ¿tienes algún problema psiquiátrico?” Me responde que no, pero que le han dicho que acuda a su médico de cabecera, le diga que está tremendamente mal y muy afectado a nivel psicológico. Así le mandarán a psiquiatría y ya tiene el informe que supuestamente necesita.
Tras este argumento mi corazón se divide; no sé si cagarme en la madre o en el padre de los ilustrados doctores en incapacidad laboral…
Ante esto solo puedo recomendar sinceridad y prudencia, pero es él quien debe decidir cómo proceder. Y Alfredo decide ser honesto.

Está claro que a Alfredo le han intentado ayudar. Y para mí, quizá no para el resto, está clarísimo que le han aconsejado mal. La mayoría de las veces estas afirmaciones, consejos, recomendaciones que ofrecen amigos, familiares, conocidos… no tienen en cuenta que CADA CASO ES ÚNICO y se valora en función de la situación de la persona y de su trabajo. Por eso, el informe que ayudó en un caso, en otro no tiene sentido.

Mi recomendación para quienes estáis en este proceso, es que os informéis a través de profesionales y contrastéis cualquier información que os llegue. Y para quienes ya seáis pensionistas… sed prudentes con vuestras recomendaciones. Aunque, como me dijo una gran mujer, “más sabe un necesitado que un abogado”, insisto: la EM tiene mil caras y cada caso es diferente al resto.

María Machón
Trabajadora Social en FEMM

7 comentarios en “Mitos y leyendas sobre la incapacidad laboral

    • Aria, siento que hayas tenido una mala experiencia en la FEMM. Te aseguro que la abogada (que ofrece sus servicios como voluntaria) y las tres trabajadoras sociales tenemos experiencia en la materia. Si necesitas alguna información, estamos a tu disposición.

      Me gusta

      • No gracias. Sois demasiado elitistas y no veo que sea una Fundación sin ánimo de lucro. Me ha hecho sentirme inferior. Ya me las apaño yo sola con un buen abogado y lo que me pueda ofrecer trabajadora social ya me lo sé o me busco la vida como pueda. Gracias

        Me gusta

  1. Hola! Pues siento decir q me considero esa “dra” 😬q dice q es cierto q no hay dinero y q cn sólo el diagnóstico no te van a dar la incapacidad. Ojo. Depende del trabajo q hayas realizado per si eres admva x ej y no puedes ejercerlo aunq tengas mil lesiones,apenas puedas caminar, no puedas estar en una silla más de 30 minutos x la enorme fatiga q tienes, falta de concentracion q se te nubla hasta la vista…Y miles de síntomas más siento comunicar q casi siemp el desenlace es la denegación de la incapacidad. Piensan q ser admva es estar sentada y no tienen en cuenta la enorme fatiga q padecemos ya q esto “no se puede medir”. Hablo dsd mi experiencia y sí. Siento contradecir pero es así, al denegarla se necesita ayuda profesional de abogados y éstos son los q comunican q efectivamente hay q adjuntar informes de todos los profesionales sanitarios q se pueda para el juicio. Así q no es ni tan mito ni tan leyenda.
    Siento desmontar tu teoría pero creo q está bastante alejada de la realidad. Un saludo y ojalá las cosas lleguen a ser de otra manera.

    Me gusta

    • Hola, Esther.
      Gracias por tu aportación, Doctora 😉
      Efectivamente a los administrativos se os presupone un trabajo tranquilo y descansado, lo cual considero injusto.
      En este caso sería necesario que en los informes médicos figuren todos los síntomas: la incapacitante fatiga, los problemas de movilidad, las dificultades de concentración, etc…
      En caso de denegación, la primera reclamación es por vía administrativa y no se necesita abogado. Y en caso de desestimar esta reclamación y querer continuar con reclamación judicial, ya sí o sí necesitas un abogado.

      Me gusta

  2. Quiero romper una lanza en favor de todos los profesionales de FEMM por el excelente trabajo que realizan dia a dia, con un interes constante por el colectivo de enfermos. Llevo mas de 9 años atendido por la Fundación y jamas he visto “elitismo” por ningun sitio sino todo lo contrario. La frase “sin animo de lucro” corresponde a una figura juridica, que no significa que te den las cosas “gratis”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s