Sí, me drogo

Pues sí. Ha llegado el momento de reconocerlo. Me drogo todos los días. Y no lo hago como las personas que me rodean, que de vez en cuando abusan de la química que les vende las farmacéuticas. El paracetamol, el ibuprofeno… Han pasado a la historia de mi vida. Yo confieso ser una consumidora habitual A43924C2-4734-4C85-A1BD-08D8642E0E52El inconveniente del cannabis que yo consumo es que no me aporta ni una chispita de alegría, por no aportar, ni siquiera me da un punto alucinógeno que podría ser hasta divertido. El cannabis que cada dos meses me da la Seguridad Social, en frasquitos llamados Sativex, sólo me quita la espasticidad.

¿Sólo?Sí, es lo único que hace. Según mi neuro también me quita el dolor, pero eso a día de hoy no me lo creo porque mi dolor neuropático sigue conmigo La espasticidad es una de las peores pesadillas que tenemos los escleróticos. Un cuerpo rígido impide movimientos y, por supuesto, duele. Sin embargo, la espasticidad en origen es un mecanismo de defensa de nuestro cuerpo. Si no fuera por esa rigidez, dejaríamos de andar mucho antes, dada la pérdida de tono muscular que la falta de conexión de nuestro sistema nervioso central provoca.

Nuestro cerebro, sorprendido por una enfermedad incomprensible, se defiende poniendo rígidas nuestras piernas para que no caigamos y protegiendo nuestros brazos para que no se golpeen por falta de coordinación. Hay que ver que listo es nuestro cerebro.
El problema es que cuando uno padece una enfermedad como la esclerosis múltiple esta solución de urgencia acaba trayendo consigo muchos problemas. La espasticidad es una de las causas más importantes de nuestros dolores, los músculos se acortan, los ligamentos se distienden y al final… Estamos hechos una pena.
414502EF-B6D4-433F-8212-23BE4DD338B6¿Qué hacer entonces? El primer paso suele ser acudir a relajantes musculares, en nuestro caso, los más utilizados son el Lioresal y el Sirdalud. Hay que ajustar la dosis porque hay veces que al huir de la espasticidad lo que provocamos es que no nos podamos mantener de pie. Por eso es fundamental no abusar de ellos.
Los relajantes musculares suelen tener un problema añadido y es que provocan muchísimo sueño. Yo, hasta hace poco, me levantaba, me tomaba un Sirdalud y al cabo de media hora estaba otra vez dormida. Para una persona activa como yo era un sin vivir porque parecía que los días pasaban sin hacer absolutamente nada práctico.
Mi neuro, harta de mí, optó por que probara el Sativex y a partir de ese momento las cosas cambiaron. Ahora soy yo la que regula la dosis según necesidad y no me paso la vida dormida. Además, he dejado de clavarme las uñas de la mano derecha que ahora se muestra mucho más relajada.
No pretendo con este post animar a nadie a que siga mis pasos, indudablemente, cada cuerpo es un mundo y a cada persona le va mejor un tratamiento u otro. Lo único que pretendo es aclarar que no afecta a nuestro pensamiento, salvo que su uso sea incorrecto. Estoy cansada de tanto prejuicio previo a una medicación que, sin duda, nos ayuda.  Si tu experiencia es distinta, te animo a que la compartas con nosotros.
¿Es lo mismo que fumarse un porro? No, definitivamente, no. Como todos los productos químicos que tomamos necesita de un control. Al fumar un porro no sabemos qué tipo de cannabis estamos tomando o qué dosis necesitamos. Hay quien lo controla muy bien, pero es bastante más difícil que con los frasquitos que te da la Seguridad Social. Otra cosa es que te quieras echar unas risas con los amigos, ahí no me meto, que cada uno gestione sus adicciones.
La verdad es que hay muchas cosas que pensamos que eran tabú y que realmente aportan un beneficio directo. Ahora son los neurólogos los que nos recomiendan el cannabis y los especialistas en suelo pélvico nos animan a que nos masturbemos ¡si el tío Paco levantara la cabeza! ….
Llegados a este momento queda añadir la explicación técnica de qué es el Sativex: “Nabiximol (nombre comercial: Sativex) es un preparado farmacéutico derivado del cannabis. Sus principios activos son tetrahidrocannabinol (THC) y cannabidiol (CBD). Está indicado como tratamiento complementario en los pacientes de esclerosis múltiple, para aliviar los espasmos musculares moderados o graves que no hayan respondido adecuadamente tras la utilización de otros fármacos; en efecto, podría conseguir mejoras en la espasticidad de manera significativa. No se trata por lo tanto de una sustancia curativa, pues su acción se limita al alivio de algunos síntomas. Su empleo ha sido aprobado en Austria, Alemania, Italia, Dinamarca, Finlandia, Australia, Reino Unido, México, Colombia, Islandia, Noruega, Nueva Zelanda, Polonia, España, Suecia, Suiza, Canadá, Kuwait e Israel. Se extrae de plantas de cannabis cultivadas en condiciones controladas. Actúa uniéndose a los receptores cannabinoides CB1 existentes en el sistema nervioso y CB2 localizados en el bazo y células inmunitarias, e inhibiendo los impulsos nerviosos que originan los espasmos musculares, lo cual puede contribuir a mejorar las condiciones de vida de los pacientes afectos de esclerosis múltiple”.
Que quede claro que no me llevo comisión y que al usar Sativex podemos tener más de un problema en los controles de drogas cuando conducimos. Algunos ya hemos dejado el coche aparcado definitivamente pero, para los que seguís conduciendo, valorar en serio este tema.
Insisto en el hecho de que no cura, simplemente es un tratamiento paliativo, para muchos de nosotros muy eficaz, y tiene el complemento divertido que se puede ir a la farmacia hospitalaria cantando y solicitando al farmaceútico el tratamiento con aquella conocida canción de SKA-P “cannabis de calidad y barato”.

Cris Bajo

Anuncios

6 comentarios en “Sí, me drogo

  1. No sé que grado de afectación tienes, tampoco sé si mi neurólogo estará por la labor del Sativex. Yo no tengo en los brazos tanta espasticidad como para clavarme las uñas, el dolor se tiene igual aunque no tengas deformidad. Cada uno tiene una parte de su cuerpo dirente con dolor, creo que si se espera al aspecto físico es tardar y por otro lado está la cantidad de medicamentos que tomamos y que no nos hacen nada. ¿Cual es el problema? Que el dolor no se ve.

    Me gusta

  2. Hola;
    Sabeis en que hospitales de Madrid lo recetan?
    Pues yo lo pregunte,en La Paz y me dijeron que estaban luchando por que lo legalizaran y lo pudieran recetar.
    Gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s