De la esclerosis múltiple remitente recurrente a la secundaria progresiva

REFLEX SYMPTOMATOLOGY WOMANTodos sabemos que en los afectados por esclerosis múltiple no hay dos casos iguales, sin embargo hay un porcentaje aproximadamente de un 50% de afectados que después de 10 años o más de evolución, experimentan una transición de la forma recurrente-remitente a secundaria progresiva. Actualmente no existe nada ni nadie que nos pueda asegurar si la esclerosis múltiple que padecemos va a evolucionar.

La gran mayoría de los afectados por esclerosis múltiple, aproximadamente el 85% comienzan con una forma de la enfermedad denominada recurrente-remitente. Las características de esta forma las conocemos prácticamente todos, aparecen síntomas neurológicos como hormigueos, entumecimientos, visión borrosa, y otros muchos, los denominamos brotes y su duración es variable. Estos síntomas con tratamiento disminuyen e incluso en muchos casos desaparecen.

En la esclerosis múltiple aparte de los brotes más o menos agudos, existe un proceso neurodegenerativo que sigue avanzando independientemente de los brotes. El daño que sufren las fibras nerviosas se va acumulando y por esto hay afectados que pasan a otra fase de la enfermedad que se considera otra forma distinta de esclerosis múltiple. La EM secundaria progresiva, en esta forma el deterioro suele ser sostenido y en la mayoría de los enfermos la discapacidad aumenta considerablemente.

Afortunadamente en los últimos años tenemos muchos fármacos de nueva generación, por lo que es probable que la transmisión a la forma secundaria progresiva sea más tarde en el tiempo, o sea menor, pero para eso debemos esperar ya que los nuevos fármacos no llevan tanto tiempo en el mercado y no se pueden sacar conclusiones y hay que esperar a nuevas investigaciones.
B2FF3967-1A65-4F99-8D36-E81435B8A3B7
Ahora mismo según la información que ofrece la organización MS Society, en un plazo de 10 años aproximadamente el 50% de las personas con esclerosis múltiple recurrente-remitente pasara a EM secundaria-progresiva y en 25 años el porcentaje pasa hasta el 90% aproximadamente.

Entre el 10% y 30% de los afectados con EM recurrente-remitente puede presentar una forma más leve, aun cuando transcurran décadas desde el primer brote y tener niveles de independencia muy altos.

Todos quisiéramos saber en el momento del diagnóstico, la evolución de nuestra esclerosis múltiple, pero hoy por hoy nadie nos puede decir con total seguridad como puede ser nuestra evolución. Incluso distinguir entre ambas formas de la enfermedad es complicado. Sin embargo hay un estudio con las bandas oligoclonales del líquido cefalorraquídeo y la evolución de la enfermedad. Se han identificado factores que se han asociado a una mejor evolución de la enfermedad (Confavreux, Vukusis, & Adeleine 2003), en los que se tarda más años en llegar al punto de la discapacidad. Entre ellos se encuentran:
Ser mujer
Tener una recuperación completa después del primer brote
Que el síntoma inicial sea neuritis óptica en lugar de otras manifestaciones
Tener pocos brotes en el primer año del diagnostico
Que transcurra mucho tiempo desde el inicio de la enfermedad y el segundo brote

Es difícil saber cuándo se ha llegado a la EM secundaria-progresiva, incluso para los profesionales, esto es debido a que en esta fase el deterioro y la discapacidad no se asocian a los episodios de inflamación, sino a la neurodegeneración, que parece tener una evolución independiente a los brotes. Estos síntomas los conoce mejor el afectado, ya que en esta forma suele haber menor número de brotes, incluso pueden llegar a desaparecer, en cambio el deterioro y la discapacidad aumentan.

Es difícil tratar la EM secundaria-progresiva, ya que existen fármacos capaces de controlar la inflamación, pero hasta la fecha no hay nada que sea capaz ni tan siquiera de frenar y mucho menos de revertir la neurodegeneración.

Cuando el neurólogo te informa que tu esclerosis ha pasado a secundaria-progresiva, toca seguir luchando contra la enfermedad, dependiendo de las características así será el tratamiento que se prescriba, si hay brotes se continúa con tratamientos modificadores. Tenemos que tener claro que es muy importante la rehabilitación física.

Esperemos que los fármacos de última generación, logren alargar la transición de la forma de esclerosis múltiple y por supuesto que en algún momento hallen la forma de regenerar nuestras neuronas, afortunadamente en la actualidad existen muchísimos estudios abiertos.

Ángeles Glez.

Referencias;
Confavreux, C., Vukusic, S., & Adeleine, P. (2003). Early clinical predictors and progression of irreversible disability in multiple sclerosis: An amnesic process. Brain, 126(4), 770–782. doi:10.1093/brain/awg081
Confavreux, C., Vukusic, S., Moreau, T., & Adeleine, P. (2000). Relapses and progression of disability in multiple sclerosis. New England Journal of Medicine, 343(20), 1430–1438. doi:10.1056/nejm200011163432001
National MS Society. (2016). Secondary progressive MS (SPMS). Retrieved February 3, 2017, from National MS Society, http://www.nationalmssociety.org/What-is-MS/Types-of-MS/Secondary-progressive-MS
​​​

Anuncios

Un comentario en “De la esclerosis múltiple remitente recurrente a la secundaria progresiva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s