Viajar con discapacidad

9E343107-E890-48A7-9142-7B498CB70024El viajar es un aliciente para cualquier persona, pero cuando tenemos una discapacidad siempre nos asaltan muchos miedos por la incertidumbre del viaje, preguntas como ¿El hotel podrá facilitarme todo lo que necesito? ¿Habrá medios de transporte adaptados? ¿Cuántas barreras encontraré? muchas de estas dudas se pueden resolver si investigas un poco, planificándolo con antelación.

Tener una discapacidad no debería ser un impedimento para que las personas puedan disfrutar de los atractivos turísticos que ofrecen los distintos países. Y si decides viajar en avión solo sin compañía alguna, el miedo es aún más aterrador pues piensas cómo lo vas a hacer para llegar hasta el avión. Esa es una de las preguntas que me hice ante mi último viaje a Francia y al final, tanto darle vuelta a la cabeza para ser lo más sencillo del mundo. La mayoría de las compañías aéreas ya están preparadas para contar con discapacitados como viajeros, eso sí debes informar qué tipo de discapacidad tienes a la hora de reservar tu billete y qué ayuda necesitas. Lo normal cuando llegas a un aeropuerto es ir al punto de atención de PMR, (personas con movilidad reducida) identificarte y ya desde ahí una persona se encarga de ayudarte en todo, te dan acceso rápido, a tí y a tu acompañante, a la facturación de equipaje y a la fila de control de seguridad y te dejan en la zona de embarque hasta la hora de tu vuelo, momento en el que aparecen de nuevo y te ayudan a pasar al avión. Siempre los discapacitados tienen prioridad a la hora de embarcar al avión por delante de todos y son los últimos en salir de él.
La forma en que accedes al avión es de dos maneras, lo habitual es que te metan por un pasarela llamado finger que te lleva a la misma entrada del avión, donde te cambian de tu silla a una más pequeñita y estrecha que cabe por el interior del pasillo y te dejan en tu asiento, después tu silla la meten directamente en la bodega del avión y ya está. En mi caso, al llevar muletas entré con ellas en el avión y las coloqué directamente en los compartimentos.

EC2CA8AA-04F8-4B65-8338-75AB99120233.jpeg
Cuando llegas a tu destino debes esperar a que se vacíe el avión de pasajeros y entonces vienen con esa sillita para sacarte del avión y sentarte en tu silla que la tienen en la misma puerta para sentarte a ella y sacarte ya del aeropuerto pasando por todos los controles sin espera alguna en las filas y acompañándote a recoger tu equipaje.
Una vez que ya conoces como va a ser tu experiencia en avión, debes haber cerrado el hotel donde te vayas a alojar, el desplazamiento del aeropuerto al hotel que habrá que gestionarlo por internet, y la zona por la que te vayas a mover. En mi caso, me recogieron en coche al llegar a mi destino pero en el Aeropuerto de París Orly existen empresas de coches de alquiler adaptados para aquellos osados que estén dispuestos a conducir, como la compañía Hertz, lo único es que debes reservarlo con 48 horas de antelación.
Cuando reserves el hotel asegúrate que además de te digan que está accesible, que el baño de tu habitación cuente con barras en la pared junto al WC, que la ducha tenga barras y asiento y que la cama está a una altura normal, porque es normal que te digan que todo está accesible y cuenta con la normativa, y luego puedes encontrar cualquier cosa. Una vez ya situado y alojado, ya sólo te queda salir y hacer turismo, ahí entran en juego los blogs de turismo accesible que con una gran labor y estupendo trabajo, te cuentan qué puedes hacer y qué visitar. Es increíble la cantidad de páginas web de turismo accesible que existen como http://www.travel-xperience.com, http://www.sagetraveling.com para viajar por Europa, http://www.vacacionesaccesibles.com, http://travelfast.es/category/turismo-accesible , http://www.tierradefuego.es, http://www.viajes.ilunion.es, http://www.trianaviajesaccesibles.com.
Por tanto, no hay motivos para no viajar, creo que el principal obstáculo somos nosotros creemos que no podremos viajar debido a nuestra discapacidad. Sin embargo, cuando se encuentra la fuerza para superar esta barrera, podemos atrevernos más a explorar el mundo, un mundo que verdaderamente está a tu alcance. Existen blogs que se pueden encontrar online sobre gente que está en una situación similar y puede ser de gran ayuda como http://www.sillerosviajeros.com, http://www.asaltodemata.com y además, suele concordar bastante con la realidad.
Los viajes abren la mente, podemos apreciar la diversidad, no hay diferencia entre la gente discapacitada y la que no lo es, todo se reduce al final en tu actitud, flexibilidad e interés de conocer otras culturas, comidas. Sin prejuicios. Lo más importante es estar abierto a nuevas perspectivas y esto es generalmente lo que más limita, mucho más que que desplazarte o no en una silla de ruedas. Siempre hay una manera de que sigas aprendiendo, visitando sitios maravillosos y viviendo experiencias allá donde vayas. Solo tienes que aprovechar las oportunidades y dejarte llevar. ¡¡¡Buen viaje!!!
Andrómeda

 

Andrómeda

Anuncios

Un comentario en “Viajar con discapacidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s