La dieta paleolítica en la esclerosis múltiple

97B7DD58-589A-473F-BCAB-7CDB38FFEB1CSomos lo que comemos. Otros factores no podemos controlarlos, la alimentación sí. Esta frase la acuño el filósofo alemán Ludwig Feuerbach en 1850 en su obra “Enseñanza de la alimentación” “Mensch ist, was er isst”.

Una dieta correcta puede ser de gran ayuda para las personas con esclerosis múltiple. Aunque aún se desconoce su causa existen datos que avalan que hay una susceptibilidad genética en algunos individuos. El desencadenante puede ser algún factor ambiental, entre ellos la dieta.
El neurólogo Roy Swank en 1949 de la Universidad de Oregón en EEUU, hizo un estudio que nadie hasta la fecha ha contradicho. Este estudio refleja que la enfermedad afecta más a los países industrializados y del hemisferio norte.
Las causas apuntan a:
-Menor captación de vitamina D.
-Menor contacto con virus y bacterias.
-Alimentación diferente. Comida basura.

La dieta “Paleo”.
La dieta del hombre de las cavernas o dieta de la edad de piedra o dieta de los cazadores-recolectores es un plan nutricional basado en la dieta de frutas silvestres y animales salvajes que consumían los humanos en el periodo paleolítico, es decir antes del comienzo de la agricultura. La dieta se compone de carne, pescado, verduras, frutas silvestres, frutos secos y raíces excluyendo todos los productos procesados.
Fue popularizada por el gastroentereológo Walter L. Voegtlin en los años 70. Se basa en que los seres humanos actuales están adaptados genéticamente a la dieta de los hombres paleolíticos. Esta dieta está puesta en duda por la comunidad científica ya que el ser humano ha evolucionado para ser un consumidor flexible…
Alimentos que componen la dieta paleo: Carnes magras, pescados y mariscos. (Siempre poco cocinados).
Variedad de verduras que tenga todo el arco iris.
Vinagres de manzana, coco y vino tinto.
Té de hierbas y verde.
Alimentos ricos en glicina.
Raíces; yuca, batata, zanahoria.
Aceites vegetales; oliva, coco.
Alimentos prohibidos.
Café, Chocolate, refrescos, dulces, alcohol, frijoles, nueces, almendras, edulcorantes, productos lácteos y cereales y granos de todo tipo.

B2589668-7C06-47FC-8CA4-0C552E189885¿Porqué puede ser beneficiosa esta dieta para nosotros?
Pues porque para confeccionar mielina en buen estado nuestro cerebro necesita ácidos grasos Omega 3 y yodo y grandes cantidades de vitaminas de todo el grupo B.
Esta dieta nos aporta una gran mayoría de estos nutrientes pero no todos.

El Doctor Jean Seignalet.
Otra vuelta de tuerca da este científico en su libro “La alimentación, tercera medicina” y su influencia en las enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple.
Este biólogo y médico francés descubrió el sistema HLA (Histocompatibilidad) de genes en los años 80 del siglo pasado y fue el precursor de la importancia que juega la alimentación en las patologías autoinmunes.
Basándose en la dieta ancestral y con aportaciones suyas perfectamente justificadas esta dieta se aplica a personas con alergias, con enfermedades crónicas y con cáncer.

Bases dieta Seignalet:
(Intentar que los productos sean ecológicos).
* Evitar todos los cereales excepto el arroz, el único cereal moderno no mutado tras los procesos selectivos consecutivos.
* Evitar todos los productos lácteos. La caseína, proteína presente en ellos es de difícil digestión.
*Evitar cocinar a altas temperaturas. A partir de la cocción o fritura a 100 grados centígrados aparecen mutágenos e isómeros, tóxicos para el cuerpo humano.
* Los alimentos crudos deben ser una parte importante de la dieta 70%.
*Probióticos. P.e. encurtidos, col fermentada.
Todo ello acompañado de refuerzo de magnesio ya que los suelos de hoy en día son deficitarios en este mineral.
Y no fumar, hacer ejercicio físico y dormir el tiempo adecuado.
Esta dieta fue aplicada a más de 3.000 pacientes con enfermedades autoinmunes y tuvo una eficacia del 70% en la mejora de los síntomas y calidad de vida…

En la actualidad nuestros neurólogos nos indican que llevar una dieta rica en ciertos nutrientes puede repercutir en tener más calidad de vida haciendo que esta enfermedad degenerativa se desarrolle más lentamente y que produzca menos síntomas. Se habla de una proporción de un 60% lo que puede representar en la evolución de la enfermedad.
Alimentos que mejoran la esclerosis múltiple:
-Polifenoles y carotenoides: Frutas, verduras, plantas medicinales y vino.
-Ácidos grasos poliinsaturados, especialmente Omega 3: Frutos secos, Aguacate y pescados azules.
-Vit. D: leche, quesos y yema de huevo.
Alimentos aconsejados: pescados azules, aceite de oliva virgen, vino tinto (1 copa al día), carnes poco grasas, huevos, lácteos desnatados, legumbres, verduras -70% crudas-, frutas (fresas, uva, aguacate), frutos secos, curry, mostaza y chocolate(70% cacao).
Alimentos no aconsejados: Bollería industrial, pastas, pasteles, leche entera, mantequilla, manteca, quesos grasos, carnes grasas, embutidos.
Y evitar el sobrepeso más si cabe en nuestro caso. Dieta variada, rica, equilibrada y sana. Abundante en fibra y controlando los azúcares que pueden resultar muy dañinos y provocar adicción.
En fin que debemos prestar especial atención a nuestra dieta aparte de llevar una vida saludable, sin tabaco y con ejercicio físico, adaptado a nuestro estado, de forma regular. Ser constantes y pensar que los beneficios por desgracia, no se ven inmediatamente. El cambio de los hábitos alimenticios debe ser de por vida y habitualmente las ventajas empiezan a verse a partir del primer año de vida saludable.

Carmen López

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s