La testosterona, ¿un aliado en la esclerosis múltiple?

Todos asociamos rápidamente la testosterona como la hormona del sexo masculino, y aunque es prácticamente exclusiva de los hombres y que se genera en los testículos, no debemos obviar que los ovarios también tienen capacidad para producir esta hormona en pequeñas cantidades.

01D1B1F1-7279-4DBE-A652-1F879DF4CE45La testosterona activa una proteína que parece atenuar el impacto de la esclerosis múltiple, quizás es el motivo de que afecte mucho más a mujeres que a hombres en la forma recurrente-remitente, al igual que se desarrolla antes en mujeres que en los hombres. Sobre estas diferencias se ha especulado mucho, unos plantean causas genéticas, también se habla de la composición de la microbiota y también hay quien ve en las hormonas sexuales la etiología de estas diferencias.
Una investigación publicada en la revista PNAS, identificó el mecanismo que puede explicar por qué la testosterona proporciona cierta protección a los hombres frente a la esclerosis múltiple. Recordemos que en los hombres adultos, los niveles de testosterona son entre siete y ocho veces superiores a los de las mujeres. Otra cosa que se ha observado es que el inicio más tardío de la E.M. en los hombres suele coincidir con el declive de la testosterona asociado a la edad.
Los investigadores han tenido en cuenta estos factores en diferencia de género por lo que la testosterona tenía alguna función en la esclerosis múltiple, lo que no se sabe cuál es la base.
En un pequeño ensayo clínico se encontró que la testosterona ralentizaba el avance de la atrofia cerebral.
Según un estudio de la Universidad Northwestern, en el que la investigadora principal fue la profesora de microbiología Melissa Brown se analizaron a ratones modelos de EM y se observó que la testosterona estimulaba la producción de una célula del sistema inmunológico, esto desencadenaba una reacción en la que se producían otras células inmunitarias no dañinas.
Esto es importante, ya que si se producen células inmunitarias no dañinas, el nivel de las que si hacen daño en la EM es menor, y se atenúa su impacto.
Sin embargo los ratones hembras que tenían unos niveles mucho más bajos de testosterona, no llegaron a activar la cascada de reacciones y tenían una respuesta inmunitaria en la que predominaban las células proinflamatorías que dañan la mielina.
Con los resultados de este estudio, la profesora Melissa Brown afirmó:
“Esto sugiere un mecanismo que explica la incidencia reducida de esclerosis múltiple y otras enfermedades autoinmunes en los hombres en comparación con las mujeres. Estos hallazgos podrían conducir a un tipo completamente nuevo de terapia para la EM, que necesitamos mucho”
Ya se ha comprobado que en ratones funciona, pero en humanos ¿aumentar los niveles de testosterona resultaría positivo?
Ya se ha evaluado en un ensayo clínico se administró testosterona diariamente por un periodo de doce meses a diez hombres con EM recurrente-remitente y los resultados fueron positivos- El problema según los autores del ensayo, es que un tratamiento con testosterona en estos momentos no es viable por los efectos adversos.

2128B2B7-909D-42EF-8343-E31242A065E7
La solución sería activar las células inmunitarias no dañinas por otros medios.
Este estudio nos puede dar la respuesta a la mayor prevalencia de la esclerosis múltiple en la mujer que en el hombre.
Una opción que tienen los hombres afectados de esclerosis múltiple, es mantener unos niveles óptimos de esta hormona, para ello sin recurrir a medicaciones se puede optar por un estilo de vida saludable, evitar el sobrepeso, realizar ejercicio físico tanto aeróbico como anaeróbico. Es aconsejable dormir alrededor de ocho horas diarias y controlar el estrés.
Además vigilar los hábitos alimenticios. Entre los alimentos más adecuados para estimular la producción de testosterona podemos destacar:
• Comidas con un elevado contenido en proteínas, entre las que se incluyen la carne baja en grasa, la soja, los lácteos, el bacalao, los cacahuetes, el atún, los guisantes
• Alimentos ricos en zinc, como el chocolate, las pepitas de la sandía, las espinacas, el cordero, las ostras, la calabaza, las setas, los champiñones
• Productos con mucha vitamina D como los cereales, el pan, el salmón, la caballa, las sardinas enlatadas, los huevos
• Otros alimentos muy adecuados son los frijoles por su cantidad de ácido D-aspártico, el ajo, el café, las nueces de Brasil, las almendras, las verduras crucíferas por su contenido en indol-3-carbinol (coliflor, brócoli, repollo, col) o las uvas, por contener resveratrol.
Un estudio más que esperemos llegue a buen puerto, mientras tanto los hombres afectados pueden intentar aumentar los niveles de esta hormona de forma natural.

Ángeles Glez.

Referencias:
Abigail E. Russi, Mark E. Ebel, Yuchen Yang, Melissa A. Brown (2018): IL-33 and sex-dimorphic immune responses. Proceedings of the National Academy of Sciences DOI:10.1073/pnas.1710401115
Northwestern University (2018): Men hold secret to protect women from multiple sclerosis. En https://medicalxpress.com/news/2018-01-men-secret-women-multiple-sclerosis.html

Un comentario en “La testosterona, ¿un aliado en la esclerosis múltiple?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s