El consumo de tabaco y la esclerosis múltiple

59E1611F-B96F-435F-9ACC-34FECC682FE6Todos conocemos lo perjudicial que es el consumo de tabaco para nuestra salud y nuestro organismo. Además, recientemente se ha descubierto que influye en la progresión y en el avance de la enfermedad. Un motivo definitivo para abandonar este mal hábito.

Desde los años 60 del siglo pasado se han realizado estudios sobre el tabaco y el riesgo de padecer esclerosis múltiple. Pero ha sido durante estos últimos años cuando ha habido una “evidencia científica” sobre la aparición de la enfermedad y el tabaco, incluso la exposición al humo del cigarrillo en los fumadores “pasivos”, así como en otras enfermedades autoinmunes tales como la artritis reumatoide, lupus o cirrosis biliar. Los fumadores, por ejemplo, tienen 15 veces más probabilidades de ser diagnósticados con esclerosis múltiple.
Pero los mecanismos por los cuales el tabaco aumenta la susceptibilidad a desarrollar esta patología aún son desconocidos. Es decir el tabaquismo es uno de los factores desencadenantes pero no causa la esclerosis múltiple.
Evidentemente tanto la duración como la intensidad de la exposición al consumo del tabaco es proporcional al aumento de riesgo de tener la enfermedad.
Recientemente se habla también de la influencia y de su intensificación en otros factores. El tabaquismo reduce la absorción de vitamina D, por lo que estos dos factores podrían estar relacionados.
Pero el efecto perjudicial de fumar disminuye lentamente tras abandonar el hábito independientemente de la dosis acumulada. Es decir si dejamos de fumar en cualquier momento de nuestra vida se reduciría la probabilidad de tener esclerosis múltiple.

El tabaco y la progresión de la enfermedad
Los riesgos del tabaquismo una vez diagnósticada la enfermedad. Quizás esto es lo peor. Un estudio de 2005 de Laboratorios Novartis sugiere que el tabaquismo podría ser un factor de riesgo en la transformación de un caso clínico de recaídas y remisiones en un ciclo secundario progresivo. Los investigadores determinaron que el riesgo de desarrollar EM secundaria-progresiva en un fumador con esclerosis remitente-recurrente era tres veces superior que en un no-fumador.

D3AF6791-48DD-442D-9DCE-71968B07E10FEstudio de 2015 de la Universidad Karolinska de Estocolmo (Suecia)
Este estudio se publicó en la prestigiosa revista de Neurología “Jama”. Estudio realizado entre 718 pacientes fumadores y de entre ellos 216 ya habían pasado a la fase progresiva de la enfermedad.
Los científicos observaron vínculos entre esta adicción y los daños en el tejido cerebral observados en resonancias magnéticas (más lesiones y más atrofia ).
Los fumadores mostraron mayor discapacidad física según la escala EDSS (Escala Expandida del Estado de Discapacidad).
Es decir, que la discapacidad parecía progresar más rápidamente en los fumadores que los no-fumadores.
“Cada año que un paciente sigue fumando tras el diagnóstico, aceleraba en un 4,7 el tiempo en que empezaba a desarrollar la segunda fase de la enfermedad frente a un no-fumador”.
Además aquellos pacientes que siguieron fumando un año después del diagnóstico pasaban a la fase progresiva de la esclerosis múltiple más rápido (a los 48 años) que los que habían abandonado el hábito (56 años).
“Fumar tras ser diagnósticado de esclerosis múltiple tiene un efecto negativo en la progresión de la enfermedad mientras que reducir el consumo puede mejorar la calidad de vida del paciente logrando más años antes de desarrollar la siguiente fase”.
Por tanto, concluye el estudio:
“La evidencia apoya claramente que se aconseje a los pacientes con esclerosis múltiple que fumen QUE DEJEN DE HACERLO”.

DEJAR DE FUMAR PODRÍA AYUDAR A RETRASAR LA EVOLUCION DE LA EM.

 

Carmen López 

 

Fuentes: * Laboratorios Novartis Pharma AG
* Esclerosis Múltiple España
* Agencia EFE

Anuncios

2 comentarios en “El consumo de tabaco y la esclerosis múltiple

  1. En un accidente de tráfico un coche se sale de la vía y cae por un desnivel de 600 metros, el conductor del coche muere, al hacerle la autopsia ven que era fumador, la muerte se se explica por el tabaco.
    A esta idea me acerca un poco este post.
    Se da por hecho que los enfermos de esclerosis vamos a evolucionar hacia una forma progresiva de la enfermedad y que esto es cuestión de tiempo y el tabaco lo acelera.
    Sin duda dejar de fumar es algo que nos va a ayudar tanto a los enfermos de esclerosis como a los que no lo son, no solo vamos a mejorar mucho sino que además nos vamos a sentir orgullosos por haber sido capaces de desengancharnos de ahí a que pueda causar tanto la enfermedad como su empeoramiento creo que es un poco arriesgado afirmarlo pero si hay estudios científicos sobre el tema no queda lugar a dudas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s