Reconocimiento del 33% de discapacidad

El día 17 de diciembre tendrá lugar un acto organizado por las cinco organizaciones de la Neuroalianza en el Congreso de los Diputados en el que se abordará este tema, y donde estarán las entidades representativas de la discapacidad y pacientes, partidos políticos, medios de comunicación, personas afectadas, etc.

1El pasado 9 de octubre, representantes de Esclerosis Múltiple España se reunieron con Íñigo Alli, diputado por UPN en el Congreso de los Diputados, para seguir avanzando en el reconocimiento del 33% de discapacidad tras el diagnóstico de una enfermedad neurodegenerativa como la #EsclerosisMultiple. Aquél día se obtuvo su compromiso y liderazgo en la organización de una Jornada en el Congreso de los Diputados que pusiera de nuevo de máxima actualidad la necesidad de solucionar definitivamente esta reivindicación histórica. Poco después, Íñigo Alli escribió en las redes sociales, “El próximo mes de diciembre la presión social y política elevará su tono para lograr el reconocimiento del 33% en las enfermedades neurodegenerativas”.

Esta reivindicación se enmarca en el conjunto de las tres medidas que desde el año 2011 tanto el Congreso de los Diputados como numerosos parlamentos autonómicos viene reclamando al Gobierno, siempre con unanimidad de todos los grupos políticos.

–          La creación de un nuevo tipo de discapacidad para las enfermedades neurodegenerativas.

–          El reconocimiento del 33% de discapacidad con el diagnóstico de una enfermedad neurodegenerativa cuando la persona afectada lo solicite.

–          Una atención especial del baremo a los casos urgentes y graves.

Las organizaciones de personas con EM instamos al Gobierno a activar el reconocimiento automático del 33% de discapacidad con el diagnóstico de las enfermedades neurodegenerativas.

El diagnóstico de Esclerosis Múltiple (EM) así como el resto de enfermedades neurodegenerativas impacta en nuestras vidas. Esta reivindicación busca obtener una protección social que permita a las personas afrontar temas tan importantes como el empleo para seguir llevando una vida lo más normalizada posible.

Se pide que simplemente con el diagnóstico de una enfermedad neurodegenerativa se reconozca el 33% de discapacidad.

Es una competencia estatal que depende del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar social.

  • ¿Qué es el reconocimiento de discapacidad?

El procedimiento de valoración y reconocimiento de la discapacidad es un procedimiento administrativo, que inicia la persona interesada o sus representantes legales mediante la presentación de una solicitud ante el órgano administrativo correspondientes de su Comunidad Autónoma, y cuya tramitación tiene una duración larga en el tiempo (suele durar entre 6 y 9 meses).

Un equipo formado por un médico, un trabajador social y un psicólogo valora – previa solicitud- la capacidad de la persona para llevar a cabo por sí misma las actividades básicas e instrumentales de la vida diaria.

  • ¿Por qué es importante disponer de un reconocimiento igual o superior al 33% de grado de discapacidad?

Para ser considerada persona con discapacidad se requiere disponer de un reconocimiento igual o superior al 33% de grado de discapacidad.

Disponer del reconocimiento de discapacidad constituye, en general, un requisito previo imprescindible para poder acceder a cualquier medida de protección social. Por ejemplo, facilitaría cuestiones tan importantes como mantener el puesto de trabajo o acceder a un empleo (incentivos a las empresas, subvenciones para el empleo autónomo, reserva de plazas, adaptaciones para oposiciones, empleo protegido…), contar con apoyo en estudios y formación, obtener ayuda para realizar adaptaciones en el hogar…

  • ¿Qué pedimos?

Estamos reivindicando que las personas con enfermedades neurodegenerativas (Esclerosis Múltiple, Parkinson, Alzheimer, ELA, Neuromusculares…) tengan alguna protección social, hasta ahora inexistente, tras el diagnóstico.

Ahora mismo en España esta protección social depende únicamente de que se acredite una discapacidad a través de unos baremos, más allá de otras consideraciones. Lo que ocurre con las enfermedades neurodegenerativas es que son incurables, van avanzando más o menos rápido, y afectan negativamente a la calidad de vida desde el comienzo, siendo a partir del reconocimiento actual según baremos del 33% demasiado tarde para poder afrontar con suficientes garantías una vida normalizada. Por poner un ejemplo: en el caso de la EM la sintomatología es muy diversa y existen numerosas manifestaciones “invisibles” de la enfermedad, como la fatiga, situaciones de brotes, alteraciones cognitivas… que no se miden en esos baremos, pero que indudablemente inciden en el día a día de las personas.

  • ¿Por qué enfermedades neurodegenerativas?

Las enfermedades neurodegenerativas se caracterizan por la muerte de neuronas en diferentes regiones del sistema nervioso y el consiguiente deterioro funcional de las partes afectadas. Todas presentan como característica su cronicidad y su evolución progresiva.

En todos los casos, estas enfermedades pueden provocar alteraciones físicas y cognitivas que evolucionan de forma impredecible, y lesionar áreas físicas vinculadas con la esencia humana: la memoria, la percepción, los sentimientos, la capacidad de tomar decisiones. Aspectos vitales que pueden afectar gravemente a la vida de las personas, pero que no resultan fáciles de ver o de medir.

  • ¿Todas las personas diagnosticadas estarán obligadas a tener ese reconocimiento?

En ningún caso. El 33% de discapacidad automático es un derecho, no una obligación. Solo lo recibirán aquellas personas que lo soliciten.

El reconocimiento automático del grado de 33% de discapacidad tras el diagnóstico no implica que todas las personas precisen todos los apoyos de forma inmediata, pero sí les otorga el derecho a acceder a ellos en el momento preciso en que los necesitan, en consonancia con las necesidades cambiantes de su enfermedad.

  • ¿En qué afecta al conjunto de la sociedad?

En primer lugar, una regulación que permita ampliar la protección social a estas circunstancias que van más allá de la discapacidad, hace que la sociedad sea más equilibrada y más justa.

Además, facilitar que las personas con enfermedades neurodegenerativas se mantengan activas el mayor tiempo posible tras el diagnóstico de su enfermedad no solo repercute positivamente en su propio bienestar, sino que es de indudable valor para toda la sociedad.

  • ¿Este reconocimiento puede afectar negativamente a nuestra economía?

Todo lo contrario. Precisamente uno de los principales objetivos que perseguimos con esta demanda es el de permitir a las personas mantenerse activas el mayor tiempo posible, contribuyendo por tanto positivamente a la economía, y disminuyendo el gasto social. Los datos actuales son alarmantes: 7 de cada 10 personas con Esclerosis Múltiple dejará de trabajar tan solo 10 años después del diagnóstico. Nuestro objetivo es revertir esta situación y prolongar la vida laboral de las personas con enfermedades neurodegenerativas.

¡Y AHORA es el momento de movilizarnos para conseguirlo! ¡Junt@s!

Firma la petición

Anuncios

2 comentarios en “Reconocimiento del 33% de discapacidad

  1. Es necesario el reconocimiento mínimo del 33%!!!! Desde el diagnóstico.
    Sufrimos muchísimos síntomas que nos producen incapacidades y discapacidades. Algunas ni se ven a primera vista, pero están!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s