Señora de rojo sobre fondo gris en el Teatro Bellas Artes

José Sacristán es uno de los actores más respetados y admirados de este país. En sus casi 70 años de oficio ha trabajado en cine, televisión y teatro y ahora vuelve a Madrid al teatro Bellas Artes para enfrentarse en solitario a Miguel Delibes protagonizando Señora de rojo sobre fondo gris la adaptación teatral de una de las últimas novelas del célebre autor y dirigida por José Sámano.

1

Verano y Otoño de 1975, Nicolás es un pintor que lleva mucho tiempo sumido en una crisis creativa, desde que su mujer Ana falleció de forma repentina. La hija mayor de ambos está en la cárcel por sus actividades políticas, y es en esas fechas cuando surgen los primeros síntomas de la enfermedad de su madre que la hija vivirá desde dentro de la prisión.
La novela fue publicada en 1991 y sirvió de escapatoria para los sentimientos que afloran en el autor después de la muerte inesperada de su compañera de vida, Ángeles de Castro, a los 48 años al parecer la principal fuente de inspiración quien fue todo para él. Es sin duda el retrato de la tragedia que supuso la pérdida del amor de su vida, a quien el propio escritor describe como “una mujer que, con su sola presencia, aligeraba la pesadumbre de vivir”.
Delibes en esta obra nos habla de la vida, de la felicidad junto a su mujer, de esa España del 75 próxima a la muerte de Franco, de su hija mayor encarcelada por sus actividades políticas, un hombre que nos enseñó a mirar. Pone énfasis en el amor, la muerte y el dolor pero lo hace de tal manera que mejoremos como personas y que entendamos mejor la vida. 2
La escenografía es un viejo taller de pintor donde el pintor creaba sus obras. En el taller predominan los colores grises el mismo en el que se encuentra el estado anímico del protagonista acompañado de un juego de luces que se van intensificando en los momentos más emotivos de la representación. Al final de la obra aparece un cuadro de Ángeles de Castro pintado por un gran amigo de la familia Eduardo García Benito en el que aparece muy elegante vestida de rojo y con guantes blancos.
Dice José Sacristán gran amigo de Delibes, que es un inmenso placer como actor interpretar esta obra y mucho más si puede rendir homenaje a la memoria de un amigo y escritor de gran prestigio. Transformarse en Nicolás, se convierte en un feliz y conmovido compañero de viaje de Delibes, y comparte su emocionante y hermosa declaración de amor y generosidad. Porque en el fondo, en esta obra están todas las emociones, las sensaciones, el dolor esperanzado de Delibes porque la memoria del amor sobrevive a la muerte….

3
¿Y qué puedo decir que no se haya dicho ya de esta obra? Lo único que puedo decir es que si todavía no la han visto vayan vean y la admiren porque es una delicia, una hermosa declaración de amor de un hombre hacia la mujer de su vida .Sacristán está enorme , sublime sin duda, una de las mejores interpretaciones del año que te remueve, te conmueve te emociona a partes iguales. Escuchando a Sacristán el espectador no podrá imaginar este papel en otra voz que no sea la de él. Así que Si os gusta el teatro, si os gusta Sacristán, si os gusta la literatura y sobre todo Delibes corra y acudan a ver este montaje de dolor, de amor y de esperanza, de vida.
Lo único que hay es un gran inconveniente, el teatro no está adaptado lo suficiente, os animo a que llaméis al teatro e informaros sobre la posibilidad de ver la obra, desde luego, para otras discapacidades, sobre todo las auditivas, disponen de dispositivos para todas aquellas personas que lo necesiten.

Andrómeda

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s