¿Por qué las mujeres tienen mayor riesgo de tener EM?

Siempre nos hemos preguntado porque la esclerosis múltiple afecta más a las mujeres que a los hombres. Hace años se intentó realizar tratamientos hormonales para modificar el curso de la enfermedad, pero no hubo resultados. Ahora se empieza a valorar la importancia del cromosoma x como clave para la mayor incidencia en la población femenina.

 

2Un estudio ha revelado que un gen del cromosoma X puede ser la razón por la cual las mujeres corren mayor riesgo de tener Esclerosis Múltiple. Las hembras de ciertas especies, como los humanos y los ratones, tienen una capacidad conocida para producir más cantidad del gen KDM6A que los machos porque se encuentra en el cromosoma X. Esto se explica porque las mujeres cuentan con dos cromosomas X, mientras que los hombres tienen un cromosoma X y un cromosoma Y.

El gen KDM6A también es bastante activo en las células T del sistema inmunitario, según encontró el estudio y, al silenciarlo en un modelo de ratones de Esclerosis Múltiple (EM), condujo a menos síntomas de la enfermedad, menor inflamación y daño a la médula espinal.

Estos hallazgos pueden ayudar a explicar por qué las mujeres son más propensas a la Esclerosis Múltiple y otras enfermedades autoinmunes que los hombres, dijeron sus investigadores. Estos mismos también recomendaron más estudios sobre el medicamento para la diabetes, conocido como metformina, que actúa sobre la proteína producida por el gen KDM6A, y que podría ser la razón por la que muestra una capacidad para modular el sistema inmune.

Este estudio titulado “La histona desmetilasa ligada al cromosoma X Kdm6a en los linfocitos T CD4 + modula la autoinmunidad”, se publicó en el Journal of Clinical Research.

Riesgo tres veces mayor en mujeres que en hombres

El riesgo de una mujer de desarrollar Esclerosis Múltiple es aproximadamente tres veces mayor que el de un hombre, una diferencia que según las investigaciones podría deberse a diferencias en las hormonas sexuales (estrógenos y testosterona), en los genes ubicados en los cromosomas sexuales X e Y (que contienen el ADN de una celda), o mediante una combinación de las dos.

1Los cromosomas heredados de los padres de un niño determinan su sexo biológico; como se ha visto antes las mujeres tienen dos cromosomas X y los hombres tienen un X y un Y.

Sin embargo, las mujeres solo necesitan un cromosoma X activo para estar saludables. Sus cuerpos desactivan naturalmente un cromosoma X para evitar producir cantidades excesivas de los genes que transporta. Sin embargo, algunos genes evitan dicha inactivación, lo que resulta en una mayor expresión en las mujeres en comparación con los hombres. (La expresión génica es el proceso mediante el cual la información en un gen se sintetiza para crear un producto funcional, como una proteína).

Investigadores de la Universidad de California (Los Ángeles), plantearon la hipótesis de que los genes del cromosoma X que evitan ser silenciados podrían estar relacionados con el mayor riesgo de enfermedades autoinmunes observadas en las mujeres.

Analizaron genes que se expresaban más en células T inmunes de controles sanos (294 mujeres y 205 hombres), así como en ratones hembra y macho.

Descubrieron que las mujeres y los ratones hembras tenían significativamente más KDM6A que sus homólogos machos. El gen KDM6A contiene las instrucciones para producir una proteína que puede cambiar la estructura del ADN e influir en los genes activados por una célula determinada.

El gen KDM6A, fundamental en esta relación

Para probar el papel de KDM6A en la Esclerosis Múltiple, los científicos inactivaron este gen en las células T, las células inmunes que desencadenan la respuesta autoinmune en la EM, de ratones en un modelo de enfermedad (encefalomielitis autoinmune experimental, o EAE, modelo), y los compararon con ratones con un gen Kdm6a activo en sus células inmunes.

Los ratones sin Kdm6a tenían menos síntomas de EM, un número menor de células inmunes atacando sus médulas espinales y más células nerviosas espinales sanas que los ratones con el gen activo. Estos resultados sugieren que silenciar el gen Kdm6a tiene efectos protectores contra la EM.

Los investigadores también observaron una mayor actividad relacionada con una respuesta inmune saludable en las células inmunes con Kdm6a inactivo, y menos genes relacionados con la inflamación de las células nerviosas en comparación con lo que se observó en las células con Kdm6a activo.

“La expresión de Kdm6a a partir de 2 alelos (las variantes de un gen presente en una célula) en mujeres en comparación con un alelo en hombres puede contribuir a una mayor susceptibilidad de las mujeres a la EM”, escribieron los investigadores.

“La modulación de KDM6A en células [T-] es un objetivo terapéutico para la EM y potencialmente para otras enfermedades autoinmunes con preponderancia femenina”, agregaron.

Cris Bajo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s