El abrazo de la E.M.

El abrazo de la esclerosis múltiple es quizás uno de los síntomas más extraños relacionados con el dolor en EM, también conocido como sensación de banda de cintura, fajas o bandas, la sensación de que hay una banda apretada alrededor del pecho y las costillas.

abrazoEM)

Este “abrazo” puede ir y venir en el transcurso de varias semanas y puede variar desde una presión molesta hasta un dolor intenso. Aunque es común en la EM, este tipo de dolor tiende a ser uno de los síntomas más molestos e incómodos que experimentan los pacientes con EM.

El abrazo de la EM es causado por una lesión o un área de inflamación activa dentro de la médula espinal. Esto significa que la vaina de mielina, el recubrimiento que aísla las fibras nerviosas, se ha dañado. El tipo de dolor causado por el abrazo de la EM se clasifica técnicamente como un tipo de dolor neuropático, también llamado disestesia, que se refiere a cualquier sensación anormal.

El dolor de un abrazo de EM se ha descrito de muchas maneras distintas, que incluyen: agudo, aburrido, ardiente, cosquillas, estremecimiento, aplastamiento o constricción y presión. Este dolor generalmente ocurre en algún lugar entre el cuello y la cintura.

Es posible que solo lo sienta en un lado o en un área pequeña; en otras ocasiones, puede envolver todo el torso. El dolor puede ocurrir en olas que duran segundos, minutos u horas, o puede ser constante durante períodos más largos de tiempo. Al igual que otros síntomas de la EM, este tipo de dolor puede intensificarse o desencadenarse por fatiga o estrés. A veces también puede ir acompañado de una sensación de dificultad para respirar, por lo que puede confundirse con ataque al corazón o un ataque de ansiedad.

La sensación en sí es el resultado de pequeños músculos entre cada costilla llamados músculos intercostales que entran en espasmo. Estos músculos tienen el trabajo de mantener las costillas juntas, así como flexibles y ayudar en el movimiento, como la espiración forzada.
1
Sin embargo, como todo lo relacionado con la EM, la causa raíz del abrazo de la EM tiene que ver con el daño a la vaina de mielina. En los casos en que la EM ya esté diagnosticada y el abrazo de EM comienza repentinamente junto con otros síntomas, es posible que se deba a una recaída o nuevos brotes activos.

Hace años, la gente pensaba que la EM era una enfermedad indolora, incluso los médicos. Ahora los científicos saben que esto no es cierto. De hecho, la investigación muestra que probablemente más de la mitad de las personas con EM experimentan dolor en algún momento del curso de la enfermedad. Además del abrazo de la EM, otros tipos de dolor incluyen en los afectados, como la neuralgia del trigémino, sensaciones anormales en las piernas y pies y el signo de L’hermitte.

Si su médico determina que su dolor de abrazo está relacionado con la EM, hay algunas formas en que puede tratarse, dependiendo de la gravedad de su dolor y de si tiene o no una recaída. En muchos casos, no necesitará tratamiento y el dolor pasará solo.

Para los casos severos del abrazo de la EM en los que se experimenta mucho dolor o dura mucho tiempo, el médico nos puede prescribir medicamentos, o una combinación de medicamentos para ayudarnos, como: relajantes musculares, antiespásticos. anticonvulsivos o antidepresivos.

Algunos médicos han utilizado inyecciones de Botox (toxina botulínica) para reducir selectivamente la espasticidad muscular. El botox bloquea un neurotransmisor químico llamado acetilcolina, lo que permite que sus músculos se relajen. El tratamiento generalmente está indicado para las personas con dolor intenso y puede durar hasta seis meses con relativamente pocos efectos secundarios (principalmente dolor o enrojecimiento en el lugar de la inyección). Botox también se usa comúnmente para tratar la disfunción grave; de la vejiga asociada a la esclerosis múltiple.

Desafortunadamente no existe hoy en día ningún tratamiento para combatir el dolor en esclerosis múltiple, por lo que muchos afectados recurren a remedios caseros utilizados por otras personas que experimentan molestias similares. Algunos de estos métodos, que también se pueden utilizar para controlar otros dolores de EM, son:

Aplicar presión directa al dolor con la palma de la mano
Envolver bien el área afectada con una venda elástica o usar ropa ajustada (algunas personas sienten que esto ayuda a sus cerebros a lidiar mejor con la sensación de constricción)
Practicar la respiración profunda para expandir tu pecho y minimizar los espasmos
Usar ropa ligera y suelta
Aplicar una compresa de hielo envuelta en una toalla delgada directamente sobre el dolor (a menos que el dolor haya sido; provocado por el frío )
Tomar un baño tibio o aplicar una almohadilla térmica eléctrica o apta para microondas, (a menos que la humedad o el calor desencadenen el dolor)
Usar un analgésico tópico o cremas de lidocaína.
Tomar un analgésico o un medicamento antiinflamatorio no esteroideo (AINE)
Moverse, ya sea cambiando de posición, de vez en cuando levantarse y caminar, o hacer ejercicio regularmente
Acudir a un fisioterapeuta para recibir un masaje.

Ángeles Glez.

 

Bibliografia:
Drulovic J, Basic-kes V, Grgic S, et al. The Prevalence of Pain in Adults with Multiple Sclerosis: A Multicenter Cross-Sectional Survey. Pain Medicine. 2015;16(8):1597-602. doi:10.1111/pme.1273
Multiple Sclerosis Trust. MS Hug. Updated July 2018. https://www.mstrust.org.uk/a-z/ms-hug.
National Multiple Sclerosis Society. MS Symptoms: Pain. https://www.nationalmssociety.org/Symptoms-Diagnosis/MS-Symptoms/Pain.

2 comentarios en “El abrazo de la E.M.

  1. Llevo siete años con EM y solo tuve un episodio de abrazo previo a el diagnóstico. Es una sensación muy angustiosa porque en lo primero que piensas es en el corazón, el dolor suele ser a nivel del pecho y te cuesta respirar. En ese momento mi diagnóstico fue ansiedad, no sabía lo que se me venía encima.

    Me gusta

  2. Hola , yo desde antes que me diagnosticaran EM de año en año me cogía un dolor en la pierna derecha, que no me dejaba ni sentarme ni dormir no sabía que hacer, en un principio duraba dos días. De cada vez se fueron acortando el tiempo que me daba el dolor
    hasta quedarse fijo. Cuando lo comente en todas mis visitas con neurólogos me soltaban , lo que tanto odiaba . La Esclerosis Múltiple no da dolor fueron muchos años , llorando por el dolor y la incomprensión. De cada vez se fue agravando cuando en verano se me inflama la pierna , parece que tenga fuego, la piel se oscurece el roce con la sabana me produce dolor. Me han hecho pruebas, médico de familia, especialistas y no saben que hacer ni que darme . Hasta que yo me compre unas colchonetas de gel que las pongo en el congelador y duermo con ellas hasta que no viene el invierno. Ahora el dolor lo tengo en el dedo gordo del pie , de la misma pierna me vuelve a pasar lo mismo. Sere yo la que tenga que buscar el remedio para que no me duela tanto!!! . No tengo ninguna esperanza en los médicos, especialistas neurología del país

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s