Las pseudoterapias, una amenaza real

Las pseudoterapias empiezan a convertirse en una epidemia. Remedios casi mágicos para cualquier tipo de problema -por muy grave que sea- y con métodos que rozan lo absurdo.

 

2

De un tiempo a esta parte, se han abierto, clínicas, peluquerías médico-estéticas o bio, unas consultas en donde prima el adjetivo «natural», «holístico». Personas con una bata blanca sin conocimiento alguno, realizan labores en donde no existe el rigor científico, ni datos, ni estudios, ni tampoco evidencia científica en torno a lo que divulgan. Personas cuya única cualificación es que han aprendido un discurso para vender a la persona de turno desde flores de bach pasando por terapias naturales y otros asuntos en donde la ciencia se cuestiona.

Los llamados profesionales alternativos, a todo esto, ofrecen consultas que no bajan de los 50 euros a personas desahuciadas que no tienen nada que perder. Mucha psicología, una fantástica puesta en escena y un marketing riguroso, atiende al paciente que es escuchado que no curado y este refiere que gracias a ello, se siente mejor.

Más de la mitad de ellas, ni tienen soporte ni conocimiento científico, ni se puede evaluar la efectividad o eficacia en tratamientos complementarios de enfermedades complejas.
El Ministro de Ciencia ha definido 73 prácticas que carecen de cualquier rigor científico. Se trata de técnicas cuyos promotores ni siquiera han intentado evaluar su eficacia. Son, por ejemplo, la frutoterapia, los cuencos tibetanos, las esencias marinas, la gemoterapia y la hidroterapia del colon. Hay otras 66 disciplinas que están siendo evaluadas por los equipos oficiales de investigación para ver si se las incluye, o no, en el listado de las pseudoterapias. Entre ellas, la acupuntura, la homeopatía, el reiki y la osteopatía.

La iridología, otra supuesta técnica que presume de ser capaz de diagnosticar enfermedades a través de las manchas, líneas y decoloraciones del iris. La iridología es un método de diagnóstico pseudocientífico, que según sus practicantes, el iris supuestamente revela datos sobre la salud de su dueño. De este modo [supuestamente] se podría conocer el estado de salud físico, emocional y mental de los pacientes, además de su historial clínico pasado y futuro.

3La biorresonancia es una pseudoterapia que se basa en la biofísica de la mecánica cuántica, que asegura que todos los seres vivos están compuestos por campos electromagnéticos. Según su teoría, cada célula, órgano u organismo vivo tiene una frecuencia electromagnética específica que puede ser identificada. Si está frecuencia está en orden, tendremos salud, pero si está alterado -a causa de bacterias, virus, hongos, parásitos, toxinas, estados emocionales, predisposición…- y esto se prolonga en el tiempo, se producirán cambios químicos, malestar, e incluso, enfermedades. Además, al estar intercomunicados, si una célula u órgano está alterado, puede influir en los demás. ya sean mediante unos electrodos colocados en algunas partes del cuerpo -como tobillos y muñecas-, sujetándolos con las manos o introduciéndose en una máquina que simula a un escáner, estas máquinas, conectadas a un ordenador, muestran en una pantalla valores que, supuestamente, muestran los desequilibrios de nuestro organismo. Es a través de este mismo dispositivo como se realiza en tratamiento indicado para reequilibrar el organismo, por supuesto, sin efectos secundarios. Las sesiones requeridas dependerán de la patología a tratar, y a veces al tratamiento puede ir acompañado de tratamientos complementarios, como remedios homeopáticos o fitoterapia.

La Orinoterapia consiste en la aplicación de orina humana con fines medicinales o cosméticos, incluyendo la bebida y el masajeado de la piel o encías. Los chamanes en micciones comentan que algunas de las bondades de este brebaje biológico de producción natural, son su aplicación en casos de diabetes, cáncer o SIDA. Una pseudoterapia que no admite chistes (bueno, reírse sí está permitido, sobre todo si no eres tú quien la emplea) y su ingesta puedes provocar infecciones y complicaciones serias.

El Departament de Salut de la Generalitat ha abierto un nuevo expediente de investigación a Josep Pàmies por la promoción del MMS ( compuesto de clorito de sodio, un químico similar a la lejía utilizado en la fabricación de papel y la desinfección de aguas) como un producto con supuestas propiedades terapéuticas. El expediente en cuestión hace referencia a la charla ‘MMS y libertad de expresión’ celebrada el pasado 10 de diciembre en Argentona (Maresme) .Hasta ahora, las sanciones de la Generalitat por la promoción de remedios sanitarios sin respaldo científico ascienden a 720.001 euros.

1Las primeras sanciones impuestas por la administración corresponden a 30.000 euros por la venta y promoción de falsas plantas medicinales contra el cáncer o la leucemia y a 90.001 euros por la promoción del MMS, ambas dirigidas a la asociación Dolça Revolució. Salut también impuso una multa de 600.000 euros a Josep Pàmies por la celebración del congreso de Balaguer sobre autismo. Solo una de las tres sanciones, la de 30.000 euros, ha sido reconocida y pagada por ‘Dolça Revolució’ por un valor total de 18.000 euros (con la quita correspondiente por admitir la infracción y abonar el pago, igual que ocurre con las multas de tráfico). Las demás han sido recurridas.

La Fiscalía de Lleida ha archivado la investigación que abrió al herbolario y payés Josep Pàmies a raíz de una denuncia que presentó el Ministerio de Sanidad por la venta a través de internet de clorito de sodio para tratar y curar distintas dolencias, entre ellas el autismo, pese a estar retirado del mercado desde 2010 por orden de la Agencia Española del Medicamento. En su resolución, el ministerio público concluye que no se han podido constatar indicios de que el herbolario y su socio Enric Cerqueda, responsables de la asociación Dolça Revolució, que según el Ministerio promocionaba el clorito de sodio, “medien o comercialicen” con el supuesto medicamento e incurrieran en un delito contra la salud pública.

El Ministerio interpuso la denuncia después de que el Comité para la Promoción y Apoyo de la Mujer Autista (Cepama) entregara en Sanidad 136.000 firmas para visibilizar que “la lejía no cura el autismo” y le exigiera actuar contra la difusión de pseudociencias que ponen en riesgo la salud de las personas con este trastorno.

Ahora, para hacer frente a esta ingente cantidad de dinero, entidades afines a la causa se están organizando un sinfín de actividades sobre “terapias naturales, alimentación ecológica, MMS, agua de mar, entre otros”​para mostrar su apoyo y solidad con el payés. Y, claro está, recoger fondos para hacer frente a las sanciones.

Los impulsores de este movimiento de “solidaridad con Pàmies” propusieron que el fin de semana del 30 al 2 de noviembre se organicen conferencias, cenas, meriendas y comidas por todo el territorio español. En estos actos, el objetivo sería recoger todas aquellas “aportaciones voluntarias” y posteriormente trasferirlas a una cuenta corriente. Cara a las posibles prohibiciones de la Administración, los organizadores avisan a sus seguidores de que los actos no deben estar organizados en lugares públicos y, en todo caso, deben disponer de un plan B por si hubiera que cambiar de lugar a última hora.

Andrómeda

Un comentario en “Las pseudoterapias, una amenaza real

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s