El precio

1Bajo la dirección de Silvia Munt, llega al teatro Pavón Kamikaze el Precio uno de los clásicos de Arthur Miller desde el 12 de Octubre al 6 de Enero. Después de conseguir un éxito de público y crítica en la versión catalana los actores Tristán Ulloa, Gonzalo de Castro, Eduardo Blanco y Elisabeth Gelabert se suben a las tablas para retratar la decadencia americana durante la Gran Depresión.

El pasado domingo acudí al Teatro Pavón para ver una de las mejores obras de la cartelera española. En El Precio, dos hermanos se reencuentran en el desván de la casa familiar después de 16 años sin hablarse y cuya familia se arruinó en el crack del 29.El motivo es la demolición de la casa del padre y Víctor un humilde policía y su mujer Esther citan al hermano mayor Walter, cirujano de éxito a un encuentro con el tasador para decidir el precio de los viejos muebles familiares. Están en el desván, examinando los objetos apilados bajo una capa de polvo, pero también hay un montón de recuerdos, rencores, odios y fracasos que saldrán a relucir y que llevarán a los protagonistas a pensar cómo habrían sido sus vidas si en cierto momento, hubieran tomado otras decisiones.
El encuentro entre los dos hermanos va a hacer brotar viejas heridas momento en que Walter abandona su casa para ir a la Universidad dejando allí a su padre, que acaba de enviudar, al cuidado de su hermano menor, Víctor, renunciando a sus estudios de ciencia y su gusto por la esgrima, que, año tras año, alimenta el rencor contra su padre y su hermano.
La puesta en escena es un elemento más de la obra, representando la vieja buhardilla que cobija los muebles como la montaña de sillas que parecen que se va a venir abajo de un momento a otro, el arpa o el armario lleno de vestidos de fiesta como símbolos de sueños rotos de la madre, y el sillón de cuero del padre en el centro del escenario como símbolo de la derrota.
Al mejor estilo de Broadway, la obra comienza con música de jazz y con unas imágenes proyectadas en blanco y negro que recrea la época de la gran depresión. Todo ello, bajo esa luz amarilla que matiza o pronuncia, según las diversas fases del montaje, el aire cargado de odio que se va espesando por momentos.
La obra como todas las obras de Miller hablan de las contradicciones de la naturaleza humana. El precio de los muebles es una excusa para hablar del precio que pagamos al hacer ciertas elecciones en la vida. Cualquier elección lo tiene, aunque no seamos conscientes de ello al tomarlas. Plantea preguntas tales como ¿Cómo reaccionamos ante la precariedad económica dentro de una misma familia?¿Qué aprendemos si es que aprendemos alguna cosa?¿Cómo afrontamos el futuro?¿Cuál es el precio de nuestras decisiones?
Os recomiendo que acudáis no sólo a ver uno de los grandes clásicos del teatro norteamericano sino la gran actuación de cuatro grandísimos actores que se dejan la piel en cada función. Cincuenta años después de haber sido escrita, el planteamiento de Miller es de rabiosa actualidad pues nuestra sociedad intenta recuperarse de los efectos de la crisis de 2008 sin haberlo conseguido, lo que demuestra que todo es cíclico cometemos siempre los mismos errores .
El Teatro Kamikaze hace descuentos en las entradas para personas con movilidad reducida así que no hay excusa para no ir al teatro y ver uno de los mejores montajes de la escena madrileña tenéis tiempo hasta el 6 de Enero.

Andrómeda

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s